Cultura y poder en el siglo XX

Una aproximación desordenada

JUAN FERRER

Los ecos de la filosofía anarquista de Mijaíl Bakunin todavía estaban pegados en la memoria después de décadas en el Imperio ruso, cuando el capitán Aleksandr Bélyshev, a primera hora, ordenó un disparo de cañón desde la popa del crucero Aurora. Era una mañana tan gélida que la respiración se dibujaba en el aire. Los cimientos de la ciudad de los zares, San Petersburgo, temblaron. Era la orden para iniciar el ruido y la furia, el asalto al Palacio de Invierno. En 1928, un maestro del cine, hábil en la dirección y el montaje, gran conductor de masas y un vehículo de altísimo nivel cinematográfico con enorme contenido propagandístico, Serguéi Mijaílovich Eisenstein, rodó Octubre, que como en La huelga, rodada cuatro años antes, mostraba el alma bolchevique donde lo colectivo era el motor de un nuevo país comunista. Pero es en El acorazado Potemkin (1925), tomando como base el motín de 1905, donde, maltratados y hambrientos, la tripulación se amotinó contra sus mandos, cuando Eisenstein logra una de las obras capitales de la historia del cine, y esa escena de la escalinata en Odessa, donde los cosacos masacran a la población. Continua llegint “Cultura y poder en el siglo XX”

Mecenazgo circular

ANA VALLÉS
directora de la Fundació Sorigué

En 1985, Julio Sorigué y Josefina Blasco crearon una fundación de carácter social. El primer proyecto fue la construcción de un centro ocupacional de asistencia a discapacitados intelectuales atendiendo a las necesidades concretas detectadas en el entorno cercano. Este fue el primer paso de una larga labor de retorno social, que durante años ha sido apenas conocida, pero que hoy está totalmente consolidada.

En la actualidad, ejemplos como la Fundación Sorigué se han hecho más habituales y han aparecido en nuestro país numerosas instituciones que contribuyen a elevar notablemente la calidad de los servicios en áreas asistenciales.

Continua llegint “Mecenazgo circular”